En una eco aldea

La región

Al norte de la capital Bogotá se encuentra el departamento de Boyacá. Se encuentra en la parte centro oriental del país y se extiende al este hasta Venezuela. Sus habitantes originales, los muiscas, eran uno de los pueblos mas organizados socialmente y culturalmente cuando llegaron los españoles en 1537. Fue en el “Puente de Boyacá”, cerca de la capital del departamento Tunja, donde Simón Bolívar liberó la Nueva Granada de la corona española en 1819. Es un departamento gran productor de papa y caña de azúcar. Su amplitud térmica va desde los 35° en el norte hasta temperaturas negativas en la cima del (todavía) nevado El Cocuy a 5490m. Los principales atractivos turísticos son los pueblos de Villa de Leyva y Mongui (y su páramo Oceta) donde se encontrarán con los habitantes en su tradicional ruana. 

Los anfitriones

A pocas horas al norte de Bogotá, en este “pacífico” departamento como me lo confesó Silvio uno de sus futuros anfitriones, Soliderrance los lleva a una eco aldea formada en 2012. A este proyecto iniciado por Betto y su compañera se sumaron rápidamente Beatriz y Silvio. Es un territorio de 10 hectáreas de las cuales 8 se conservan y no se intervienen. Los 2 restantes están destinados a espacios de vida privados y comunes. 

Lo más destacable al llegar aquí son estas casas 100% bio construidas cada una más hermosas que la otra. Actualmente 4 familias viven permanentemente en este pequeño oasis de paz. Estarán encantados de recibirlos  y compartir con ustedes su cotidianidad y lo que les motivó en vivir en una eco aldea. 

Beatriz y Silvio serán sus principales anfitriones y punto de contacto. Han vivido en eco aldeas durante más de 30 años y han iniciado 3 proyectos similares. Beatriz está muy involucrada en varias organizaciones nacionales e internacionales fomentando vidas comunitarias y proyectos sustentables. Apoyado directamente o indirectamente muchos proyectos que desean cuidar a la gente y a la Tierra, en un proceso de vida sostenible y en paz. Fue una de las impulsoras de grandes eventos como «Bioconstruyendo Colombia» y «El llamado de la montaña» que reúnen a cientos de personas para debatir y construir juntos un mundo mejor. Tendrán por seguro buenas conversaciones alrededor de la fogata.

En este amplio territorio, las familias de esta eco aldea comparten tareas una vez por semana (huerto comunitario, mantenimiento de espacios comunes, organización de eventos, etc.). ¡No duden en participar! 

Serán alojados en cabañas equipadas con cocina. Así podrán elegir su fórmula: en autonomía, media pensión o pensión completa con las familias que te recibirán para comer y compartir su agenda del día. 

Pasar una semana aquí es conocer familias con procesos de vida apasionantes. También encontraran un entorno de descanso en el medio de la naturaleza. Visitaran el impredecible pueblo de Villa de Leyva o se bañaran en las cascadas cercanas. ¿Y por qué no compartir un día con los ganaderos vecinos? 

Vengan aquí a vivir una dulce experiencia y contribuyen al desarrollo de este espacio de vida colectiva, natural y saludable. ¡Un regalo para ustedes mismos, para ellos y para el planeta!