Un espacio de dialogo entre territorio y montañas

La región

La región del Caribe colombiano y su clima seco tropical (promedio de 30°) se extiende desde la frontera con Panamá hasta el desierto de la Guajira, el punto más al norte de toda América Latina. Cientos de kilómetros de playas, cada una más paradisíaca que la otra, bordeando las tremendas ciudades de Cartagena (y su herencia colonial), Barranquilla (y su emblemático carnaval) y Santa Marta (a poca distancia del parque Tayrona). ¡ Pero no solo eso ! Esta región también alberga uno de los macizos costeros más alto del mundo. La Sierra Nevada de Santa Marta se eleva a una altitud de 5.775 m a solo 40 km de la costa. Este macizo es el hábitat original de los descendientes de 4 tribus indígenas: los kogis, los arhuacoslos wiwas y los kankuamos. Viajar por la Sierra Nevada es entrar en un territorio sagrado, corazón del planeta. A pesar de desplazamientos por la guerra y el narcotráfico, los indígenas siguen presentes. Cuidando a su territorio, sus culturas y su modo de vida adaptándose a la época actual de lo mejor que puedan. Ven y visiten este territorio de paz y de conexión con la naturaleza. 

Los anfitriones

“Federico tu lugar es espectacular ! tus cabañas están super bien construidas y acogedoras, comemos riquísimo ! Pero no estoy seguro de que cumpla con el proyecto de Soliderrance. El hostal es tu principal actividad, cierto ? ”

» Como así ? me responde con la amabilidad que lo caracteriza, ¿ estas planteando viajes regenerativos, cierto ? Mira, aquí hemos estado creando y preservando una reserva natural desde que compramos esta tierra en 2013. Nuestros visitantes están encantados de ayudarnos a plantar árboles o ver la  confección de nuestras cabañas en barro o con técnica del tadelakt. Ha y estamos muy conectados con 2 comunidades indígenas vecinas (los wawis y los arhuacos) que estarían encantados de recibir a los viajeros de Soliderrance y compartir unos días juntos. No te parece ser una experiencia que pueda regenerarnos a todos ? » 

Pues sí, tiene razón ! Por eso Soliderrance te invita a conocer Federico, su esposa Tatiana y sus 2 hijos en su hostal en Minca. Una linda tierra de 4 hectáreas llena de fauna y flora. Hasta se observo un jaguar en plena libertad ! Introducción a la permacultura y a la bioconstrucción con cursos teóricos y prácticos,  siembra y conservación de este bosque tropical húmedo y relajarse en este tranquilo pueblo. Esa es la propuesta y la intención aquí. Minca es un destino privilegiado para la observación de aves, caminar y nadar en las aguas cristalinas de los distintos ríos de la Sierra Nevada. 

Y como lo prometió Federico se les abrirá las puertas de una tribu indígena arhuaco. En un territorio mágico a unas horas de caminatas desde la playa, las hermanas Ati y Dwinek desarrollan un proyecto familiar denominado “Espacio de Dialogo con el Territorio y las Montañas”. Vivirán una experiencia única al ritmo de las tareas diarias de esta familia: sembrar, cosechar, cocinar, caminar y agradecer la vida. A pesar de la modernidad y herramientas actuales (las cuales permiten brindar educación a los niños), darán un paso atrás en el tiempo. Esos tiempos antes de que la corona española y el narcotráfico dañaran a esas comunidades. Ellos serán los que te regenerarán. Solo tendrás que ser respetuoso, curioso, razonable y vivir a sus propio ritmo. Tenemos mucho que aprender de su relación con la naturaleza, así que aprovéchenlo. 

Visitar la Sierra Nevada con Soliderrance es conectarse con formas de vida saludable, encontrar personas hermosas que trabajan diariamente a conservar, mejorar y regenerar su territorio y su gente. Un lindo regalo para ustedes mismos, para ellos y para el planeta.